Momentos y rincones de colección | JANUS
Janus Proyecto Rural Integrador es una granja sustentable, sostenida en los principios de la Agricultura Biodinámica, donde producimos alimentos vitales y nutritivos con un modelo de intercambio y consumo responsable basado en CSA, la Comunidad que Sostiene la Agricultura, ubicada en la provincia de Río Negro, Patagonia Argentina.
agricultura biodinámica, agroeocología, agricultura familiar, agricultura orgánica, alimentación saludable, alimentación consciente, sustentabilidad, producción sustentable, CSA, consumo responsable, comercio justo, nueva ruralidad, experiencia biodinámica, alimento, vitalidad, nutrición
64662
post-template-default,single,single-post,postid-64662,single-format-gallery,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.7.1,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Momentos y rincones de colección que son como caricias

Momentos y rincones de colección que son como caricias

Procuramos analizar las relaciones sistémicas que subyacen a conceptos que nos acompañan y vienen ganando protagonismo en los medios de comunicación.

Acompañamos este nuevo comienzo de ciclo con una invitación muy especial —para aprovecharla todo el año— a compartir momentos y rincones de colección en JANUS Proyecto Rural Integrador, nuestro pequeño vergel localizado en el Umbral de la Patagonia, en la provincia de Río Negro, Argentina.

 

momentos y rincones de colección

 

Momentos y rincones de colección

 

 

Durante los recientes 15 años que venimos transitando desde la creación de JANUS, gracias a la voluntad curiosa y exploradora de residentes y visitantes, hemos ido descubriendo entre todos diferentes instancias espacio-temporales, todas especiales: senderos, lugares, paisajes, recovecos, rincones y momentos, a los cuales el paso del tiempo y las experiencias compartidas han dejado cargados de recuerdos, simbologías, sensaciones, señales y emociones, inequívocamente asociadas a un sinfín de relaciones humanas que hemos creado y existen en acto, en el entorno de la chacra.

 
Entre la ruta y el río

 

La chacra Janus es una de las pocas y privilegiadas tierras de la zona con dos características muy particulares: la primera, esta lonja de tierra vital está ubicada a orillas del correntoso río Neuquén, quien alimenta con su caudal el centenario sistema de riego del Alto Valle. La segunda, su tranquera se abre sobre el km 24,5 de la Ruta Nacional 151, otro río —también caudaloso en este caso— cargado de vehículos de todo porte, llevando y trayendo trabajadores, paseantes y viajeros.

 

 

Entre 200 m de costa y 200 m de ruta se despliegan 8 hectáreas de fértil suelo patagónico enriquecido con muchos años de trabajo biodinámico, que lo han transformado en un Organismo Agrícola, una especie de “sabio” a quien ayudamos trabajando todos los días haciendo nuestro aporte humano, con el propósito de siempre: producir en comunidad alimentos vitales y nutritivos para abastecer al Alto Valle y la región.

 

Los senderos del descanso y de la producción

 

El ingreso desde la tranquera nos resulta ordenado gracias al camino principal que desemboca en el corazón del predio: nos recibe el Parador Janus, el Umbral de la Patagonia, para abrazarnos en la bienvenida —al llegar pisando el suelo esponjoso, envueltos por sonidos, aromas y colores— y nos libera luego al instinto nómade con diferentes formatos de exploración, que podremos elegir a gusto.

 

 

En las variadas caminatas para disfrutar —ya sea por nuestra cuenta como rondas de reconocimiento o bien participando de las Visitas Guiadas—, deambularemos apenas orientados por corredores, pasillos, márgenes, puertas-cancel, alambrados, cursos de agua, puentes y acequias, contenidos en su fluir por tantos otros paisajes naturales y productivos, formados por cortinas de árboles característicos como olivillos y álamos, pilas de compost, cuadros sembrados, invernaderos, parras, árboles frutales, lagunas artificiales, corrales y animales, vacas, cerdos, gansos y patos, gallinas, muchos pájaros y aves por doquier, porque también ellos tienen derecho a comer.

 

 

Las cualidades de los alimentos

 

Al aire libre, en diferentes tipologías de huertas y jardines, recibiendo el calor del sol de día y el influjo de la luna y las estrellas por la noche, una parte de la producción se cultiva “a la intemperie”, condicionada por los ciclos de la naturaleza, por el ritmo “irregular” de las estaciones y el clima, cada día más intenso en sus variaciones, por lo que muchas veces genera daños y pérdidas, sin culpas, ya que es responsabilidad del agricultor optimizar al máximo, según sus posibilidades y recursos, las condiciones de protección y seguridad para prever o minimizar posibles desastres.

 

 

Como respuesta adaptativa, durante estos años hemos construido invernaderos, túneles y microtúneles, trojas y depósitos, entre otras infraestructuras que colaboran con su función para que la otra parte de la producción, integrada por especies aptas “bajo techo” se siembren, cultiven y cosechen en condiciones estables de temperatura, humedad y protección, independientemente de las estaciones y de las inclemencias del tiempo.

 

La transformación de las sustancias

 

Como caminantes, el resultado de esta combinación productiva se experimenta desde todos los sentidos: la frescura de la sombra, los sonidos de los árboles mecidos por el viento y los alegres cantos de pájaros, los graznidos, mugidos y algunos ladridos allá al fondo. Los infinitos y entrelazados aromas, intensos y delicados, nos llevan de paseo, sutiles y groseros, mientras con la vista absorbemos llamativos y variados espectros de color a través de los cuales se expresan las flores, frutos, hojas, cortezas, brotes, tierras y texturas que pisamos al andar, calzados o descalzos.

 

 

Cerrando el recorrido omniperceptual de los alimentos saludables, en esta búsqueda de tesoros ocultos detrás de momentos y rincones, ingresamos al sector acondicionamiento, elaboración y guarda, cuyo ambiente suele estar inundado por diferentes aromas y sabores alquímicamente combinados, como consecuencia de la preparación artesanal de vinagres, jugos, harinas, panificados, quesos, encurtidos, salsas, entre otras formas y presentaciones que, finalmente, se ofrecen en el Almacén Janus y forman parte del Menú Aural, disponible para quienes nos visitan.

 

 

Las cualidades humanas

 

No se trata solamente de describir momentos y rincones de colección para dejar constancia y registro de la Experiencia Biodinámica en el marco de la Nueva Ruralidad que proponemos, sino también de transmitir —de la forma más vívida y genuina posible— el milagro y la maravilla que significa para nosotros tener la posibilidad de invitarlos a visitarnos y compartir este espacio, para seguir creando juntos y en comunidad nuevas y fructíferas relaciones interpersonales, familiares y grupales de calidad, en las que por analogía, y por momentos al menos, podamos sentir que somos colores, aromas, sabores y texturas que se relacionan armónicamente en función de un propósito superior: alimentarnos en cuerpo y espíritu, simultáneamente.

 

 

El horizonte es la unión de cielo y tierra

 

Como hito intermedio de esta caminata juntos que ya vamos terminando —no como cierre sino como puente—, la vista de ese paisaje que nos ofrece la chacra frente al río, una vez que volvimos de los infinitos recorridos posibles y nos sentamos a descansar y disfrutar, resulta inolvidable: la última luz del atardecer despide entre las cortinas de los árboles un día más de trabajo del incansable Sol, con esa temperatura color dorada y cálida que todo lo tiñe: desde la superficie del agua que corre intempestiva y rauda sin volver la vista atrás, amarilleando todo alrededor con infinitos fragmentos de reflejos y brillos, hasta las paredes de barro, los techos verdes, los ramajes, los vidrios y metales, las personas y los animales; estamos todos atardeciendo en familia, para cerrar un día más de agricultura biodinámica en JANUS Proyecto Rural Integrador, con genuina pasión de agricultores.

 

 
¡Los esperamos durante todo el año!

 

Pueden contactarnos en redes para combinar y esperarlos cuando deseen llegar a conocer nuestra Granja Biodinámica, ya sea compartiendo las Visitas Guiadas o en “modo alojamiento” en el Parador Janus, un oasis rutero equipado con 2 Dormis confortables, con capacidad para 12 personas, uno grupal y otro familiar, enmarcados por el Área de Servicios y el sector Acampe, con el complemento del Espacio Aural, un volumen ideal para experiencias grupales y retiros con capacidad para 40 personas. Además, ofrecemos el Menú Aural, preparado con alimentos frescos de la granja y productos elaborados artesanalmente, también disponibles en el Almacén Janus.

 

Ofrecemos estas noticias seleccionadas y puestas en contexto como continuidad de la tarea informativa que nos hemos propuesto, basada en nuestros Cuatro Pilares Fundamentales, según los cuales la comunicación integrada constituye una dimensión necesaria que nos permite articular con coherencia el decir y el hacer, con el propósito claro de producir alimentos vitales y nutritivos. Los invitamos a compartir, participar, comprometerse y disfrutar de nuestra Experiencia Biodinámica completando nuestro Formulario de Contacto.

¡Gracias por elegir formar parte de la gran familia Janus!