Alimentos vitales y nutritivos: la experiencia del verdadero sabor en la boca | JANUS
Janus Proyecto Rural Integrador es una granja sustentable, sostenida en los principios de la Agricultura Biodinámica, donde producimos alimentos vitales y nutritivos sin presencia de agroquímicos, con un modelo de intercambio y consumo responsable basado en CSA, la Comunidad que Sostiene la Agricultura, ubicada en la provincia de Río Negro, Patagonia Argentina.
agricultura biodinámica, agroeocología, agricultura familiar, agricultura orgánica, alimentación saludable, alimentación consciente, sustentabilidad, producción sustentable, CSA, consumo responsable, comercio justo,
60170
post-template-default,single,single-post,postid-60170,single-format-gallery,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.7.1,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Alimentos vitales y nutritivos: la experiencia
del verdadero sabor en la boca

Alimentos vitales y nutritivos: la experiencia
del verdadero sabor en la boca

Procuramos analizar en toda su complejidad las interrelaciones sistémicas que subyacen a conceptos que nos acompañan y vienen ganando protagonismo en los medios de comunicación, como producción sustentable, consumo responsable, alimentos saludables, entre otros

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) es una referencia ineludible a la hora de profundizar las reflexiones y debates actuales acerca de las estrechas interdependencias ambientales sistémicas involucradas en la producción global de alimentos saludables. Para ello cuenta con su Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la autoridad ambiental líder en el mundo cuyos lineamientos establecen la agenda ambiental a nivel global, promueven la implementación coherente de la dimensión ambiental del desarrollo sostenible en el sistema de las Naciones Unidas, actuando como firme defensor del medio ambiente.

 

 

Recurriendo a los archivos de noticias del PNUMA encontramos un tema de fondo cuyo sencillo y sintético abordaje queremos compartir: Por qué necesitamos sistemas alimentarios sostenibles en un mundo post-COVID-19, un concienzudo análisis que nos permite revisar ciertas cuestiones que nos acompañan desde los inicios, como se puede apreciar en 2010~2020: diez años transformando energía en materia, informe del cual transcribimos algunos pasajes:

 

Los sistemas alimentarios son esenciales para la actividad económica porque proporcionan la energía que necesitamos para vivir y trabajar. Sin embargo, los macroeconomistas los han ignorado durante mucho tiempo bajo la creencia de que la industria agroalimentaria mundial, ahora altamente mecanizada, subsidiada y concentrada, ofrece todo lo que podríamos desear en lo que respecta a nuestros alimentos.

 

Sin embargo, las compras masivas de alimentos inducidas por la pandemia no sólo reflejan el comportamiento humano durante las emergencias. Son evidencia de que la cadena mundial de suministro de alimentos —altamente centralizada y que opera en base a tiempos muy estrechos— es propensa a fallar ante los choques.

 

En muchos países, por ejemplo, se hizo imposible cosechar o envasar alimentos porque los trabajadores fueron retenidos en las fronteras o se enfermaron. En otros lugares, las existencias se acumularon y avalanchas de alimentos se desperdiciaron porque los restaurantes y bares estaban cerrados. En los países en desarrollo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) esperan que una «pandemia de hambre» y una duplicación del número de personas que mueren de hambre eclipsen pronto el coronavirus, a menos que se tomen medidas.

 

 

Como habrán comprobado con la lectura previa, se describen situaciones que vienen sucediendo desde los inicios de la pandemia en la gran mayoría de los países, incluido el nuestro. Como complemento sugerimos también la lectura de otra noticia de la misma fuente, directamente relacionada con nuestras problemáticas: Por qué debemos cambiar la forma en la que comemos, una significativa lista de preguntas y respuestas globales que nos acompañará en la búsqueda de algunas claves locales, de la que compartimos dos:

 

¿Por qué los alimentos producidos de forma sostenible parecen más caros?

Pueden ser más costosos porque es más laborioso producirlos. Para su certificación, a menudo se requiere que sean separados de los alimentos convencionales durante el procesamiento y el transporte. Los costos asociados con la comercialización y distribución de volúmenes relativamente pequeños de producto son también comparativamente altos, y, a veces, el suministro de ciertos alimentos producidos de forma sostenible es limitado.

 

¿Es posible hacer alimentos sostenibles que sean asequibles para todos?

Sí. A medida que aumenta la demanda de ciertos alimentos, los costos asociados con la producción, el procesamiento, la distribución y la comercialización disminuirán, lo que debería hacerlos menos costosos para los consumidores. Las autoridades también pueden desempeñar un papel importante al facilitar el acceso al mercado y nivelar el campo de juego en términos financieros y regulatorios.

 

 

¿Problemáticas globales, soluciones locales?

 

Influencer de verdulerías, así, con ese título que pareciera resumir el signo de los tiempos que nos toca vivir en esta primera pandemia global, podríamos decir primera pandemia influencerizada, neologismos mediante, es una noticia bien interesante para acompañarnos en este recorrido glocal por las razones, circunstancias y sensaciones que nos trae la necesidad de seguir profundizando las articulaciones entre producción sustentable y consumo responsable.

 

Se puede ir a la verdulería buscando consejos, precio, la mejor calidad, la verdura exótica que no está en todos lados; o ir a la que queda más cerca, a donde te regalan el perejil. Incluso sé de gente que prefiere no ir a la verdulería. Que compra por internet. O no tiene tiempo o recibe bolsones. O que no come verduras ni frutas (existen!), que todo el peso de la ley nutricional les diga que eso no está bien, está mal. Para ellos, hay estímulos y orgánicos: recetas de cocina, jugos naturales, cremas faciales, consejos para que las verduras no se pongan feas o se vean mejor o tengan mejor sabor (saber es un verbo más difícil de conjugar).

 

Frutas y verduras de estación: entretenimiento garantizado. Como un coqueteo, primero se dejan ver a un precio imposible, después en todos lados gordas, hermosas y brillantes (y cada vez más baratas!), y se van. El tiempo suficiente como para extrañarlas, ilusionarse con su vuelta y alegrarse cuando reaparecen en unas primeras bandejitas a precios delirantes. Un ciclo completo de seducción.

 

 

Compartir nuestros propósitos nutre el espíritu colectivo

 

Uno de los aspectos importantes de nuestros múltiples propósitos, desde que concebimos JANUS Proyecto Rural Integrador,  es la producción sustentable de Alimentos saludables que causan menor impacto ambiental. Para lograrlo elegimos el modelo que para nosotros representa la mejor alternativa disponible, la Agricultura Biodinámica (ABD), creada en 1924 por el filósofo, científico, pensador y pedagogo austríaco Rudolf Steiner.

 

Una vez más, y no nos cansamos de ello gracias a la Vitalidad y nutrición: dos pilares fundamentales de los alimentos saludables que nos legó con sus ideas hace ya casi 100 años, compartimos otro significativo párrafo del libro “Curso sobre Agricultura Biológico-Dinámica”, la última gran obra creada por Steiner como corolario de su prolífica trayectoria, en este caso trayendo claridad acerca de las conexiones entre lo micro y lo macro:

 

“Todos estos elementos obran integralmente en el ámbito terrenal, merced a que compenetran además con otra cosa, con algo que hace posible para el mundo físico su conexión con las vastedades del cosmos. Porque, naturalmente, no es posible que la Tierra recorra el espacio cósmico como algo endurecido que se aísla del universo restante. Si la tierra se comportara de esta forma, estaría en la situación de un hombre que, viviendo en el campo pero pretendiendo ser independiente, no comiese lo que crece en su tierra. Es razonable que nadie se comporte de este modo. Hoy hallamos diversos cultivos, próximamente los hallaremos dentro del estómago del estimado público presente y luego volverán a encontrar su camino hacia la tierra de una u otra forma. De ningún modo podemos decir que estamos en condiciones de aislarnos, sino que estamos unidos con nuestro entorno, somos parte de todo lo que nos rodea. Del mismo modo en que mi meñique es parte mía, las cosas que nos rodean son parte del hombre. Debe haber un constante intercambio de sustancias. También ha de ser así entre la Tierra, con todos sus seres, y el universo. Todo lo que vive en la tierra en formas físicas debe poder retornar nuevamente al universo, debe poder ser purificado y sublimado en el cosmos”. (Pág. 86)

 

Con el transcurso de los años produciendo y articulando Alimentos saludables, individuos sanos, familias contentas, sociedad integradas, hemos venido perfeccionando no solo la forma de producir sino que también venimos desarrollando un modelo de comercialización que hoy se expresa de la forma más integral posible a través de nuestra plataforma de intercambio online Almacenjanus.bio.

 

 

Inspirados en el “formato original” que desde 2016 hacemos llegar a nuestras Familias Asociadas: el sostén de los alimentos vitales y nutritivos, la versión actual de la Entrega Semanal reúne las mejores selecciones de nuestros productos en formato extendido, gracias a las virtudes de la tecnología: opciones y combinaciones que juntas potencian la experiencia de los sentidos a través de los alimentos con sus variadas formas, texturas, colores y sabores, llegando hoy a más de 150 familias de consumidores responsables, por ahora ubicadas en diferentes localidades del Alto Valle de Río Negro y Neuquén, en un radio cercano a nuestra granja biodinámica.

 

Entre 20 y 30 diferentes productos cultivados y procesados artesanalmente bajo los fundamentos de la Agricultura Biodinámica —combinando frescos y elaborados según estacionalidad y stock disponible— conforman este regalo que llega a las mesas completando una serie de complejos y controlados procesos, iniciados en De la tierra a la granja, aportando de este modo a la salud física, mental y espiritual de los consumidores responsables que nos acompañan.

 

De “postre”, y como cierre de este nutritivo recorrido, compartimos una pintoresca entrevista que nos realizaran los enviados del programa especializado en alimentos y gastronomía Bocas Abiertas, a cuyo equipo responsable y colaboradores agradecemos profundamente por interesarse en nuestro modelo de producción sustentable, contribuyendo a la divulgación de las temáticas que nos convocan.

 

 

Ofrecemos estas noticias seleccionadas y puestas en contexto como continuidad de la tarea informativa que nos hemos propuesto, basada en nuestros Cuatro Pilares Fundamentales, según los cuales la comunicación integrada constituye una dimensión necesaria que nos permite articular con coherencia el decir y el hacer, con el propósito claro de producir alimentos vitales y nutritivos.

 

Conocer los factores de riesgo nos permitirá elegir las opciones seguras: todas nuestras actividades se realizan respetando con responsabilidad y compromiso el marco normativo desarrollado por el Gobierno Nacional y explicado en nuestra página web: Alimentos para compartir y protocolos para cuidarnos.

 

Los invitamos a compartir, participar, comprometerse y disfrutar de nuestra Experiencia Biodinámica completando nuestro Formulario de Contacto¡Gracias por elegir formar parte de la gran familia Janus!

 



EnglishFrançaisPortuguêsEspañol