Agricultura, alimentos y salud: evidencias de un complejo entramado global | JANUS
Janus Proyecto Rural Integrador es una granja sustentable, sostenida en los principios de la Agricultura Biodinámica, donde producimos alimentos vitales y nutritivos sin presencia de agroquímicos, con un modelo de intercambio y consumo responsable basado en CSA, la Comunidad que Sostiene la Agricultura, ubicada en la provincia de Río Negro, Patagonia Argentina.
agricultura biodinámica, agroeocología, agricultura familiar, agricultura orgánica, alimentación saludable, alimentación consciente, sustentabilidad, producción sustentable, CSA, consumo responsable, comercio justo,
56600
post-template-default,single,single-post,postid-56600,single-format-gallery,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.7.1,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Agricultura, alimentos y salud: evidencias de un complejo entramado global

Agricultura, alimentos y salud: evidencias de un complejo entramado global

Los Cuatro Pilares Fundamentales que sostienen desde hace una década el modelo propio de producción sustentable nos permiten abastecer hoy a nuestras 40 Familias Asociadas con alimentos vitales y nutritivos, y nos da la certeza de estar aportando al bienestar alimentario de nuestra comunidad, de la mano de CSA: un modelo de intercambio entre productores y consumidores.

 

Agroecología y evidencia científica

 

En los últimos años venimos siendo testigos en Argentina, nuestro país —como en otros países del mundo, por ejemplo España, con el que vamos a establecer un diálogo en esta nota—, de una desigual competencia entre dos grandes modelos de agricultura: por un lado la Agricultura Industrial, también llamada convencional, ocupando un alto porcentaje de las hectáreas disponibles, basada en grandes extensiones de monocultivos transgénicos utilizando agroquímicos —insumos de síntesis química con los que se combaten las llamadas malezas que compiten con el cultivo principal—, y por otro lado la Agroecología, también llamada Agricultura Ecológica, con una cantidad de hectáreas significativamente menor aunque en franco crecimiento —incluyendo bajo su paraguas conceptual a prácticas similares con diferentes denominaciones como Agricultura Biodinámica, Orgánica, Regenerativa, entre otras–, cuyas características productivas descartan el uso de agroquímicos apelando a manejos holísticos que fomentan los equilibrios ecosistémicos naturales, vitalizando el suelo y complementando con biofertilizantes y preparados biológicos.

 

En ambos países, Argentina y España, existen diversos tipos de instituciones profesionales, sociales y de base que nuclean en distintos formatos organizativos a productores, profesionales, técnicos, estudiantes e interesados, a través de las cuales se van compartiendo y canalizando las diferentes estrategias, investigaciones, herramientas y prácticas que conforman el saber hacer de la Agroecología y demás modelos de referencia sustentables.

 

En nuestro país contamos desde hace muchos años con diversas experiencias —tanto públicas como privadas de vasta trayectoria en el desarrollo y la implementación de modelos de producción sustentable—, las que aún conservando sus características individuales funcionan como una gran red articulada cubriendo la enorme extensión de nuestro territorio. Un ejemplo de institución público~privada es RENAMA, por la Salud, el Campo y la Vida, la Red Nacional de Municipios y Comunidades que Fomentan la Agroecología y está formada por agricultores, técnicos agropecuarios, municipios, entes gubernamentales, organismos académicos y científicos y organizaciones de base, con el objetivo de intercambiar experiencias y conocimientos para la transición hacia la agroecología del sistema agrario, cuyo presidente y figura pública es el Ing. Eduardo Cerdá, pionero y referente de la Agroecología.

 

En el sector público contamos con el INTA, Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, una institución dentro de la cual —por tratarse del organismo de gobierno que regula las políticas públicas en la materia— conviven todos los enfoques y modelos productivos que existen en el país y dialogan a través de sus referentes. Por ejemplo Martín Zamora, agrónomo de la Chacra Experimental Barrow —ubicada a pocos kilómetros de Tres Arroyos, en el sur bonaerense– y coordinador nacional de agroecología en el INTA, quien Luego de ocho años de ensayos mostró los resultados económicos de la agroecología, un documento en el que se ponen claramente de manifiesto los diversos beneficios para los productores que implica el modelo agroecológico comparado con el convencional, ya que se obtienen los mismos rindes con menores costos y mayor rentabilidad.

 

 

“En general lo que cambiamos es la forma en que asociamos los cultivos. Estratégicamente manejamos los cultivos para no depender del uso de urea y otros fertilizantes químicos, no depender del uso de herbicidas, fungicidas e insecticidas. Al principio fue una transición. Empezamos a usar cada vez menos hasta que no necesitamos más.”

 

“Nosotros podemos asegurar que tenemos un 58% de reducción de costos directos de producción en nuestro sistema. Y como mantenemos los rendimientos, el margen es un 100% más de dinero que al productor le queda en el bolsillo.”

 

“…hemos tenido años de mejores rendimiento en el módulo agroecológico y otros a la inversa, pero en el promedio de cuatro o cinco años que hemos podido evaluar, no varía el rendimiento en uno u otro sistema. Los promedios son los mismos.”

 

Europa en general y España en particular, en este caso que traemos como ejemplo, tienen una larga trayectoria en el desarrollo de modelos de producción agrícola orgánicos y agroecológicos, cuyos resultados pueden apreciarse en Evidencias Científicas sobre la Producción Ecológica, un significativo documento preparado por la Sociedad Española de Agricultura Ecológica/ Sociedad Española de Agroecología (SEAE), —una entidad privada sin ánimo de lucro que une los esfuerzos de agricultores/as, técnicos/as, científicos/as, y muchas más personas, para impulsar la mejora y difusión del conocimiento sobre la producción de alimentos de calidad con base agroecológica y el desarrollo rural sostenible—, en el que se pone de manifiesto a través del análisis de datos estadísticos y otras fuentes la esperanzadora, rica y compleja realidad actual del movimiento español y global que sostienen la Agroecología.

 

La agricultura ecológica se ha convertido en una alternativa sostenible a los graves problemas de la contaminación de la agricultura industrial, y cada vez más obtiene mayor importancia en el mundo, bien por el incremento en el consumo, bien por el incremento de las superficies de producción. De hecho, las cifras globales en producción ecológica hablan de crecimiento en cuanto a superficie de cultivo, explotaciones ganaderas, productores e incremento en la demanda y el consumo. Un crecimiento que no se ha frenado en momentos de crisis, lo que evidencia su posicionamiento de fuerza frente a modas o demandas puntuales. El crecimiento del sector de los alimentos ecológicos supera con mucho el crecimiento de los sectores alimentarios convencionales, y los criterios en la elección de compra de los consumidores son la salubridad e inocuidad de los alimentos ecológicos, aunque la preocupación por la protección del medio ambiente y el bienestar de los animales constituye también una motivación fundamental para esa elección (Garcia y Teixeira, 2017).

 

 

Alimentos y hábitos de consumo basados en evidencia

 

Desde España llegan también los ecos de interesantes enfoques que relacionan tanto el origen de los alimentos y su procesamiento como los tipos de alimentación y los hábitos de consumo con las dos caras de una misma moneda: por un lado como causantes de las preocupantes consecuencias negativas en el estado de salud derivadas del consumo de alimentos provenientes de la agricultura convencional, industrializados y ultraprocesados, y por otro lado como remediación en la posibilidad de recuperar el equilibrio en la salud y reencontrarse con un camino sin sobresaltos ni sorpresas, ejerciendo un consumo responsable basado en la elección consciente de los alimentos en función de su origen sano y seguro, ya sea procurando La dieta perfecta para salvar el planeta y la salud del ser humano, o bien formando parte de modelos de intercambio que necesitan de todos sus componentes, como los sistemas de comercialización de proximidad directos con productores sustentables, en ferias locales, manteniendo la propia huerta en casa aunque sea modesta, buscando y compartiendo información, entre otras prácticas beneficiosas.

 

En un nivel micro, a través de esta emotiva nota escrita en primera persona, Cuando la palabra cáncer se convierte en una bendición, compartimos un reconocido caso testigo protagonizado por Odile Fernández, una médica española quien tras sus primeras reacciones negativas al ser diagnosticada con cáncer de ovario con metástasis en pulmón, sacro y vagina, no se desanimó y tomando las riendas de su situación encaró un proceso integral de comprensión y autosanación, a partir de analizar vasta evidencia científica, realizando importantes cambios en su alimentación y sus hábitos de consumo, logrando revertir el adverso cuadro clínico y comenzando un camino de divulgación de los métodos y técnicas aprendidas, convirtiéndose en una referente con un blog personal, www.misrecetasanticancer.com, dos libros, conferencias, talleres y videos.

 

 

Por otro lado y reflejando la problemática en un nivel macro, presentamos BioCultura Madrid 2019, la revolución en tu carro de la compra, un evento masivo que se realiza todos los años en la capital española, convocando a miles de interesados que recorren los stands, talleres, conferencias y sectores de degustación que ofrecen empresas, emprendedores, productores y divulgadores de diferentes enfoques, escalas y trayectorias, promoviendo y consolidando un tendencia muy instalada en España, Europa y demás mercados de consumidores muy concientizados respecto de la importancia de elegir alimentos sanos y de calidad que provengan de modelos de producción sustentable.

 

“Si hablamos de cambio climático, la alimentación y la ganadería orgánicas enfrían el clima y conservan población en entornos rurales, lo que ayuda a que el mundo rural siga vivo y no sea pasto de las llamas.”

 

“El carro de la compra ya es una forma de carro de combate, como dicen algunos, que sirve para plantarle cara a un sistema que está destrozando el planeta y las sociedades humanas. La rebelión hacia un mundo más sostenible y justo empieza en el carro de la compra.”

 

“Pero no todo son luces. También hay sombras. La gran distribución quiere meterse en el sector con otras leyes, con otras reglas, con una forma de hacer heredera de todo lo malo que ocurre en la alimentación convencional. Nosotros velamos para que el proceso de introducción de la gran distribución en el sector ecológico se lleve a cabo siguiendo las leyes que se han seguido desde el principio en el sector: autenticidad, ética, empatía, respeto, consciencia, responsabilidad…”

 

En relación con el enfoque médico alimentario, en Argentina y especialmente en la Patagonia contamos con uno de los referentes ineludibles de la medicina natural y la alimentación consciente, radicado desde hace más de 20 años en la provincia de Neuquén, el Dr. Luis María Delupi, autor del libro “Elegí sentirte bien, una medicina que despierta en tu interior”, cuya presentación oficial se realizó en el mes de julio del presente año 2019 en el Cine Teatro Español de la ciudad de Neuquén a sala llena, con más de 600 personas presentes.

El Dr. Delupi es además creador, impulsor y actual presidente de la ONG sin fines de lucro Mi comida me sana, destinada a promover salud en la comunidad, surgida a principios del año 2012 ofreciendo charlas médicas y talleres sobre Alimentación Consciente. En la actualidad difunde además información a través de diversos medios de comunicación: redes sociales, canal propio en Youtube, columnas en medios radiales, televisivos y escritos. Viene realizando más de 200 charlas y talleres en diferentes lugares de la Argentina, además de seminarios sobre alimentación y depuración corporal en universidades y diversos organismos gubernamentales e instituciones médicas y educativas.

 

Dr. Luis María Delupi

 

Mi comida me sana, promovemos salud

 

Complementando este complejo entramado global del que formamos parte, una reciente investigación publicada en la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS)’, realizada en conjunto por científicos de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos) y la Universidad de Oxford (Reino Unido)—, llega a la conclusión que los alimentos saludables causan menor impacto ambiental, además de favorecer el equilibrio en la salud de los consumidores gracias a la sustentabilidad de los modelos de producción utilizados.

 

Los invitamos a compartir, participar, comprometerse y disfrutar de nuestra Experiencia Biodinámica completando nuestro Formulario de Contacto¡Gracias por elegir formar parte de la gran familia Janus!

 



EnglishFrançaisPortuguêsEspañol