René Piamonte: el maestro recordado por sus enseñanzas | JANUS
Janus Proyecto Rural Integrador es una granja sustentable, sostenida en los principios de la Agricultura Biodinámica, donde producimos alimentos vitales y nutritivos sin presencia de agroquímicos, con un modelo de intercambio y consumo responsable basado en CSA, la Comunidad que Sostiene la Agricultura, ubicada en la provincia de Río Negro, Patagonia Argentina.
agricultura biodinámica, agroeocología, agricultura familiar, agricultura orgánica, alimentación saludable, alimentación consciente, sustentabilidad, producción sustentable, CSA, consumo responsable, comercio justo,
58630
post-template-default,single,single-post,postid-58630,single-format-gallery,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.7.1,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

René Piamonte: el maestro recordado
por sus enseñanzas

René Piamonte: el maestro recordado
por sus enseñanzas

Lamentamos informar el fallecimiento de un gran maestro y colega, incansable divulgador de la Agricultura Biodinámica: a través de un sencillo y amoroso mensaje de su familia divulgado en los grupos de cercanía nos llega la noticia de la muerte de René Piamonte:

 

 

En su inagotable capacidad de trabajo René Piamonte y su habilidad para comprender la tierra y el cosmos, supo desarrollar y divulgar Una herramienta imprescindible para el agricultor, detallada versión propia del Calendario Agrícola/Astronómico de Apoyo a las Prácticas Biodinámicas,  invalorable publicación que acompaña en la comprensión de los ciclos y ritmos de la naturaleza y el cosmos a los agricultores del hemisferio sur, quienes lo utilizan regularmente en sus emprendimientos.

 

Fue Presidente de la Asociación de Agricultura Bio Dinámica de Perú y coordinador del Diplomado en Agricultura Biodinámica que se realiza anualmente en ese país. Con más de 30 años de experiencia en Agricultura Biodinámica, fue Asesor Demeter internacional  y reconocido especialista internacional en Preparados Biodinámicos, con participación especial en el Congreso de los Preparados, celebrado en el Goetheanum de Dornach, Suiza, en febrero de 2018, al que asistieron más de 900 personas procedentes de 47 países, una experiencia profunda e inspiradora…

 

En homenaje a la figura del maestro René y a sus enseñanzas, transcribimos aquí la conferencia magistral “Los preparados como fuente de vida”, que dictó en el Congreso de 2018 en Dornach, Suiza.

 

Los preparados como fuente de vida

René Piamonte

 

Trabajar con los preparados ha significado para mí un largo viaje de autoconocimiento, de confrontación interna y de profundización. Por eso me gustaría dirigirme a ustedes con una actitud que no proviene del conocimiento, sino del corazón. Y querría hablarles en mi propia lengua materna, en español latinoamericano, agradeciendo de antemano a Constanza Kaliks por su traducción. Este trabajo comenzó en Botucatu, Brasil, en la década de los 80, con muchas personas que vinieron del Emerson College (Centro de formación en antroposofía y biodinámica en Gran Bretaña). De toda América del Sur vinieron personas a Botucatu. Así que yo también fui para aprender este trabajo. En este trabajo uno se enfrenta constantemente a sus propias preguntas: ¿por qué estos preparados, por qué en esta época del año, por qué este ritmo? Y al tratar con estas preguntas interiores, uno puede abordar el significado de los preparados biodinámicos para la tierra. Para tener una idea: en América del Sur tenemos alrededor de 30.000 cuernos con el preparado 500 y alrededor de 500 cuernos con el preparado de silicio. Puede parecer que es mucho, pero realmente no lo es. Esto no es suficiente porque la agricultura biodinámica está ganando terreno en Sudamérica. Nos vemos obligados a importar de Brasil a Argentina, de Alemania a Honduras y luego a México. A menudo lo que se hace en el lugar no es suficiente. Pero cuando el preparado es bueno, funciona en cualquier lugar.

 

El preparado de Coca-Cola

 

Los preparados 500 y 501 se introdujeron muy rápidamente. Ya desde el principio había muchas preguntas importantes. Por ejemplo: ¿por qué siempre el cuerno de vaca y no de toro? Pero fue a través del trabajo con los preparados cómo las preguntas encontraron respuestas. Siempre hubo discusiones, muchas discusiones, de por qué de la vaca y no del toro, pero en última instancia lo mejor es poner el estiércol en el cuerno de un toro y luego ver cómo es el resultado. No hay mejor argumento que el resultado. En mis cursos la gente preguntaba: ¿no podemos ponerlo en un frasco de yogurt? Y, por supuesto, siempre respondí lo mismo: ¡de ninguna manera! ¿No puedes hacerlo en una botella de coca cola? Mi respuesta: ¡de ninguna manera! Y en una clase, alguien vino de repente, trajo una botella de coca cola y dijo: «¡Pero ingeniero, probemos!». No pude resistir este desafío. En pedagogía hay un principio muy claro de que no hay una pregunta estúpida, lo que hay, es mi imposibilidad de entenderlo o comprenderlo completamente. Y luego decidí asumir este desafío. Llenamos de forma normal los cuernos de vaca con estiércol, luego dos cuernos de toro y también una botella de coca-cola. Y lo interesante fue que durante seis meses estos agricultores pasaron todos los días por el lugar donde fueron enterrados, preguntándose cómo sería el resultado. Os podéis imaginar que seis meses después, cuando volví, las expectativas eran muy grandes. Ahora veríamos cuál había sido el resultado, y por supuesto la pregunta que creó la máxima expectativa era, por supuesto, ¿cómo será el preparado de coca-cola? Primero sacamos los cuernos normales. Lo primero que hacemos es oler el preparado, para saber cómo huele ese preparado. Es un olor muy especial a tabaco, vainilla, frutos rojos, … y todos notaron ese olor. Después han olido el preparado en el cuerno de toro, y todos se dieron cuenta de que no había fermentado correctamente. No era lo mismo. Y entonces llegó el momento más esperado: el preparado de coca-cola. Como materia orgánica, era aceptable. Era muy oscuro, la descomposición era muy buena también, pero carecía de un detalle importante: no tenía olor, no tenía aroma. No se podía oler nada. Y tras haberlo olido los agricultores dijeron que este preparado no era lo suficientemente bueno y que no se podía usar. No tuve que añadir nada más. Yo mismo me quedé muy sorprendido. Más tarde entramos en conversación al respecto y les pregunté: ¿Qué hemos descubierto? Llegamos a darnos cuenta al final de que el agente activo del preparado, lo que realmente fertiliza claramente, se origina en el material, en las sustancias orgánicas, pero que el efecto fertilizante se produce a través del olor. Y así pudimos entender por qué Rudolf Steiner habló del oler «clarioliente», porque lo que realmente sirve para fertilizar el suelo en el preparado es su perfume, su olor.

 

Aprendiendo con los preparados del compost

 

Al principio, era difícil elaborar algunos de los preparados. ¿Dónde podríamos, por ejemplo, obtener la vejiga de un ciervo? Al principio fue un problema, pero más tarde se resolvió por completo, ya que se podía importar o simplemente traerla consigo desde Europa. ¿Cómo conseguir los órganos de la vaca? Es fácil, simplemente, hay que negociar con los mataderos. En una granja en Brasil matamos a un animal durante el curso y luego miramos los órganos para entender realmente cómo son estas diferentes capas internas de piel, para penetrarlas y así poder comprender ese maravilloso ser que es la vaca. En el preparado de roble, por ejemplo, es muy importante que realmente que se coja un cráneo con meninges frescas, de modo que se pueda reconstruir un cerebro que pueda comunicar un pensamiento de poder decir NO a las enfermedades. Con la ortiga hemos tenido una experiencia muy agradable en Mendoza, en los Andes argentinos. En primer lugar, decidimos traer las ortigas secas, para comenzar a producir este preparado allí. Hicimos el preparado y después de enterrarlo, de repente las ortigas empezaron a crecer muy bien. Esto fue muy interesante y una gran experiencia de aprendizaje porque siempre hemos dicho que el preparado necesita la planta, pero también hemos aprendido que la planta necesita del preparado.

 

Trabajo con los Preparados en el Ecuador

 

En el sur, los preparados los hacemos de acuerdo con los tiempos anuales y, por lo tanto, en sentido inverso a los tiempos en el hemisferio norte. La línea ecuatorial está claramente marcada: un lado es norte, el otro sur. Hemos hecho una experiencia muy agradable con los preparados en el Ecuador. En el norte de Ecuador, en Esmeraldas, preparamos 400 cuernos con el 500. Los enterramos durante seis meses en el hemisferio norte. Después de seis meses los sacamos, los llevamos rápidamente al sur de Ecuador y los enterramos nuevamente, ahora en el hemisferio sur. Esta es una vivencia muy especial, una gran experiencia. También lo hacemos con el preparado 501.

 

La aparición de hongos

 

Otro fenómeno que notamos, no de forma inmediata, sino después de 20 años, es la aparición de hongos en los preparados. Y hemos notado que estos hongos reflejan la calidad de los preparados. Me gustaría dejar claro que el efecto fertilizante no procede de los hongos, sino que cuando la calidad de los preparados es buena, aparecen los hongos. En los primeros diez años no hubo ninguno, han aparecido de forma regular en el transcurso de los últimos 20 años. No es una forma de transferencia biológica procedente de otro lugar, sino que han aparecido en los preparados. Uno debería preguntarse ¿de dónde vienen estos hongos? Recientemente estuve en el Amazonas, en una zona muy grande, quemada por un incendio. No se veía nada, solo negro y tierra calcinada. Y allí descubrí, un poco por todas partes, maravillosos hongos creciendo en aquella tierra negra. ¿De dónde vienen, y de dónde procede la fuerza que lleva al crecimiento de los hongos? Rudolf Steiner habló de la conexión de estos seres fúngicos con las fuerzas lunares. Quizás podamos decir que estos hongos buenos nos acompañan y nos apoyan hoy en la necesidad de vivificar el suelo. Me gustan mucho estos hongos. En Brasil, en la universidad, estamos trabajando sobre la taxonomía, en el proceso de identificar e investigar la naturaleza de estos hongos.

 

Removiendo y rociando

 

Al principio y durante un largo período de tiempo después, se removía a mano, pero posteriormente empezamos a utilizar máquinas. Tuvimos que recurrir a las máquinas porque un gran problema en la agricultura biodinámica, —hablando como asesor— es que no se fertiliza lo suficiente. Esta es una cuestión de fuerza de voluntad. Así que empezamos a desarrollar una máquina en particular. Algunas personas en Brasil y Argentina con un profundo conocimiento de la forma del trabajo biodinámico, han desarrollado estas máquinas. Es muy importante que la máquina esté perfectamente calibrada. Por supuesto, el tipo de movimiento es muy importante. Pero también nos dimos cuenta de que el sonido que se escucha en el movimiento de la máquina debe ser similar al que se produce cuando una persona remueve a mano. Así como hemos descubierto que es realmente el olor el que fertiliza, también nos dimos cuenta de que, en el proceso de la dinamización, el sonido que escuchamos puede reforzar aún más el efecto de la fertilización. El rociado de los preparados se lleva a cabo tanto de forma manual como con máquinas, motocicletas o de otras maneras. En áreas extensas, como en la República Dominicana, lo hacemos con aviones. Y en Chile hemos comenzado a trabajar usando drones.

 

Caseta o palacio

 

Cuando almacenamos los preparados, siempre tratamos de mantenerlos colocándolos en turba, envasados en recipientes, hechos de arcilla o vidrio. Es muy importante que se almacenen en ambiente húmedo, para que la fragancia permanezca. Los recipientes a veces se trabajan artísticamente con formas determinadas. Son vasijas muy hermosas. También es importante, el lugar dónde todo esto se coloque. Se ha desarrollado el concepto de «caseta biodinámica»: el lugar donde todos los preparados se almacenan juntos. Cada lugar desarrolla su forma específica y única de caseta. Todo el mundo tiene una casa, los animales tienen un establo, incluso el tractor tiene un garaje, ¿por qué los preparados no deberían tener su propia casa? ¡Hay algunos que lo exageran un poco y construyen verdaderos palacios biodinámicos!

 

Preparados hechos con alegría

 

Una vez tuvimos una experiencia muy bonita en Ecuador. No había palas para mezclar el estiércol. La pala no es una herramienta propia de la jungla, allí se usa el machete. Y dijimos, bueno, entonces vamos a patear el preparado. Como todos teníamos botas de goma salimos del apuro pateando con las botas puestas. Como el día en Brasil era muy agradable, pensamos en quitarnos las botas de goma y patear descalzos. El preparado de boñiga tiene todo un proceso, casi como una hogaza de pan que se hincha. En Costa Rica, en el encuentro latinoamericano, cientos de personas patearon cientos de kilos de tortas de boñiga, con el sonido de la música y los tambores.

 

Siempre tratamos de mantener un ambiente alegre cuando trabajamos con los preparados. Hay alrededor de 300 empresas y aproximadamente 7.000 familias, que están involucradas en la producción de los preparados, con gran compenetración, dedicación y siempre con mucho entusiasmo. Una forma de superar el escepticismo es hacer los preparados juntos y en el proceso, uno cambia. Cuando se trabaja con los preparados, uno desarrolla una memoria sensorial o un órgano del corazón pensante y esto ayuda en el desarrollo de los preparados. Miguel Hernández Gilabert, poeta y dramaturgo español (Orihuela, 1910 – Alicante, 1942), decía en su Elegía por Ramón Sijé*:

 

… «Voy desde mi corazón a mis asuntos»:
… Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.

 

Al decir esto, quiere decir, «voy desde mi corazón a lo que voy a hacer». Y si trabajamos desde esta postura con los preparados biodinámicos, entonces hacemos posible que la agricultura sea realmente una fuerza de renovación para la tierra. ¡Gracias!

 

René Piamonte (Argentina): Consultor y formador para América Latina y el Caribe, editor de un calendario de siembra para América del Sur.

 

 

Gracias René por dejarnos tu generosidad en tus enseñanzas.

 

René con Cecilia en una de sus visitas a JANUS Proyecto Rural Integrador.

 

 

 

 

Los invitamos a compartir, participar, comprometerse y disfrutar de nuestra Experiencia Biodinámica completando nuestro Formulario de Contacto¡Gracias por elegir formar parte de la gran familia Janus!

 



EnglishFrançaisPortuguêsEspañol