JANUS | Janus
50661
page-template-default,page,page-id-50661,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.7.1,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Janus

Janus tiene para nosotros un sentido que desde hace años lo venimos trabajando, que es la idea de un cambio, un momento de cambio: caminando en presente, mirando hacia el pasado lo que hicimos, mirando hacia el futuro, hacia dónde queremos ir.

Janus

Janus

Jano (en latín Janus, Ianus) en la mitología romana, es el dios de las puertas, los comienzos y los finales. Por eso le fue consagrado el primer mes del año y se le invocaba públicamente el primer día de enero, mes que derivó de su nombre (que en español pasó del latín Ianuarius a Janeiro y Janero y de ahí derivó a enero).

Jano es representado con dos caras, mirando hacia ambos lados de su perfil y no tiene equivalente en la mitología griega. Al igual que Prometeo, Jano es una clase de héroe cultural, ya que se le atribuye entre otras cosas la invención del dinero, la navegación y la agricultura.

Según los romanos, este dios aseguraba buenos finales. En su tratado sobre los Fastos, Ovidio caracteriza a Jano como aquel que él solo custodia el Universo. Jano es padre de Fontus, dios de las fuentes, cascadas y pozos.

EnglishFrançaisPortuguêsEspañol