Turismos de proximidad: el futuro a desarrollar | JANUS
Janus Proyecto Rural Integrador es una granja sustentable, sostenida en los principios de la Agricultura Biodinámica, donde producimos alimentos vitales y nutritivos sin presencia de agroquímicos, con un modelo de intercambio y consumo responsable basado en CSA, la Comunidad que Sostiene la Agricultura, ubicada en la provincia de Río Negro, Patagonia Argentina.
agricultura biodinámica, agroeocología, agricultura familiar, agricultura orgánica, alimentación saludable, alimentación consciente, sustentabilidad, producción sustentable, CSA, consumo responsable, comercio justo,
58760
post-template-default,single,single-post,postid-58760,single-format-gallery,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.7.1,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Turismos de proximidad: el futuro a desarrollar

Turismos de proximidad: el futuro a desarrollar

Acompañamos este proceso de aislamiento social e introspección familiar —propuesto por el gobierno nacional—  mediante el sostenimiento de las comunicaciones habituales, con la misma responsabilidad y veracidad de siempre solo que con menor frecuencia.

Frente a la compleja situación global y sus particularidades locales en relación con la pandemia del COVID-19 que con preocupación vemos extenderse, además de continuar con el abastecimiento semanal a nuestras más de cuarenta Familias Asociadas: el sostén de los alimentos vitales y nutritivos, a través de CSA: un modelo de intercambio entre productores y consumidores —ya que según la normativa oficial la provisión de alimentos no se encuentra restringida—, creemos necesario que es también nuestro deber seguir aportando información confiable y de calidad que seleccionamos de diferentes medios, con el objetivo de acompañar a nuestros beneficiarios y público en general.

 

Desde los inicios de nuestro modelo de producción sustentable basado en Agricultura Biodinámica, y en la búsqueda de respuestas a la pregunta ¿Cómo construimos juntos el modelo sustentable de producción de alimentos que necesitamos?, el enfoque integral ha sido el horizonte de las decisiones estructurales que vamos tomando, por ejemplo en relación con la necesidad de incorporar a la oferta de alimentos frescos y productos elaborados, una dimensión complementaria que nos permita sumar otro tipo de servicios, y sus ingresos económicos asociados, para darle al proyecto consistencia y proyección en el tiempo.

 

De este modo fue tomando forma la infraestructura necesaria para crear el Parador Janus: nuestro espacio para tu Experiencia Biodinámica, en paralelo con las huertas, invernaderos, cultivos y áreas de agregado de valor, para brindar la Experiencia Biodinámica, innovadora propuesta de Agroturismo Sustentable, a través de la cual la oferta de turismo local basado en la agricultura se incorporó definitivamente a la identidad de JANUS Proyecto Rural Integrador.

 

La inesperada irrupción de una pandemia global y las consecuentes medidas restrictivas de circulación están cambiando tal vez para siempre los hábitos grupales, sociales, comunitarios; un hecho incontrastable que repercutió negativamente en todas las esferas de la existencia humana, tanto en cuestiones básicas de superviviencia como la producción y consumo de alimentos, y también en otras áreas menos urgentes pero no por ello menos importantes para un desarrollo pleno del ser humano, como son los espacios de intercambio y el disfrute del entorno y la naturaleza al aire puro y libre.

 

Afortunadamente aparecen en el momento justo, en un recodo del camino que nos ayuda a ir reflexionando sobre la propia realidad, algunas otras realidades, simultáneas, lejanas y no tanto, que se nos presentan vibrando en una asombrosa sintonía existencial, nos interpelan, nos hacen espejo como un compañero de dupla creativa, nos muestran completos a nosotros mismos con nuestros logros, dificultades y sentires.

 

Ernest Cañada es un investigador y comunicador social, residente en Barcelona, Catalunya, referente ineludible en temáticas relacionadas con perspectivas crí­ticas en el turismo y alternativas comunitarias, quien en la noticia Turismos de proximidad, un plural en disputa, desde su blog AlbaSud.org nos comparte pareceres, datos y cifras, actores, enfoques y reglamentaciones, expectativas y posibilidades y deseo humanos, alrededor de una problemática específica —que en Europa y resto del mundo viene siendo analizada y descripta desde hace algún tiempo de la mano de reflexiones macro sobre sustentabilidad, agroecología, economía verde, aunque en nuestro país es muy reciente, y se ha disparado con los notorios impedimentos de movilidad impuestos por todos los países a todos sus ciudadanos: los turismos de proximidad, también llamados de cercanía.

 

La pandemia del COVID-19 ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad del sistema turístico, en especial en territorios altamente turistificados que dependen del mercado internacional, cuando la amenaza latente de una caída de llegadas se ha producido de forma intensa y repentina. Esta crisis ha provocado una doble reacción. Por un lado, a medida que la alerta sanitaria se relaja y se pueden realizar de nuevo ciertas actividades suspendidas durante el estado de alarma, aumenta la presión para hacer frente a la situación con medidas de garantía, seguridad y reactivación del sector turístico. Desde esta perspectiva no hay ningún cuestionamiento del modelo hegemónico previo. Al contrario, la emergencia económica se convierte en recurso para exigir la reducción de algunos de los mecanismos de regulación y control sobre la actividad turística existente, como la ampliación de las terrazas de bares y restaurantes en Barcelona hasta como mínimo 2021, o impulsar una nueva vuelta de tuerca en los procesos de privatización en la gestión de áreas públicas, como la aprobación este mes de julio en Catalunya del anteproyecto de ley de las áreas de promoción económica urbana (APEU), inspirados en los Business Improvement Districts (BIDs). Por otra parte, hay un interés creciente por los turismos de proximidad, en la medida que a corto plazo es la única vía para compensar parte de la pérdida del mercado internacional.

¿Pero como entender esta apuesta por los turismos de proximidad? Una opción es, sencillamente, concebirlo como la posibilidad de negocio que se puede llevar a cabo en estos momentos y que, por tanto, hay que facilitar las condiciones para que la actividad sea posible. Una segunda posición, en la que nos ubicamos en Alba Sud, es considerar que, a pesar de todas las dificultades, puede ser una oportunidad para repensar socialmente el turismo y presionar a favor de su transformación y la de las políticas turísticas, en el marco de una transición socio-ecológica más amplia en la que el turismo también debería tener un papel.

 

Según Ernest, éstos podrían ser algunos criterios que podrían ayudarnos a pensar esta transición turística, en el marco de una transición socio-ecológica más amplia, en la que los turismos de proximidad tengan un papel privilegiado:

 

a) Incidir en la producción turística convencional.

b) Revisar y redirigir las políticas de gestión turística.

c) Fortalecer las propuestas turísticas arraigadas en el territorio y vinculadas a la ESS.

d) Reorientar y rediseñar las políticas de turismo social.

e) Reconocer, revalorizar y apoyar los procesos de auto-organización del ocio popular.

 

 

Volviendo a nuestro país, recientemente se han puesto en marcha algunas propuestas locales que apuntan en esta misma dirección, por ejemplo en la localidad de Tandil, presentando un escenario muy bien descripto por la noticia Turismo de proximidad en análisis, en la que un portal de negocios de la ciudad introduce el tema en la agenda pública regional, a partir de dar difusión y debate alrededor de una iniciativa legislativa impulsada por el Director de Turismo de Tandil, Rodrigo González Inza, para ir fomentando la circulación física de los vecinos abriendo la capacidad instalada para brindar servicios turísticos para uso comunitario.

 

Consultado acerca de las características de la propuesta Inza comenta que “El proyecto básicamente se realizaría en dos etapas. En una primera etapa para el público local, para el partido de Tandil, la gente de Tandil, que un tandilense pueda utilizar los servicios turísticos, ya sea alguna cabaña, o alguna actividad de cualquiera de los prestadores. Que sean los propios ciudadanos locales los que aprovechen y hagan uso de las atracciones de la ciudad, de modo de reanudar las actividades de alojamiento y espacios de recreación. Esta es una alternativa que encontramos más segura en términos de higiene y sanidad en lo que es el marco de la pandemia”.

 

La iniciativa —que fue presentada al gobierno de la provincia de Buenos Aires, para su análisis y posterior aprobación, como un aporte del estado municipal basado en una estrategia de políticas públicas para el mejoramiento de las condiciones de vida de su comunidad— una vez ingresada en las formalidades institucionales, ha quedado finalmente al arbitrio de las autoridades provinciales, guardianes constitucionales y autoridad de aplicación para el cuidado de la tierra y los recursos naturales, quienes finalmente la rechazaron, según informan en la noticia El turismo de proximidad para estas vacaciones de invierno no sería viable, en la que se describen los argumentos esgrimidos por ambas partes.

 

En principio aún estamos a la espera. Estamos siendo prudentes de esta situación. Es un proyecto que presentamos hace unos meses, de turismo de proximidad, que contaba con dos etapas: la primera para gente de Tandil, que es la que estamos transitando; y la segunda etapa preveía interactuar con otros partidos de la zona que no tuvieran circulación comunitaria. Lo que está pasando es que están empezando a aparecer casos, por lo cual por ahora no sería prudente pensar en eso, tenemos que esperar lo que pasa, refirió el director de Turismo.

 

 

Como referencia nacional acerca del enorme potencial que ofrece una articulación genuina entre los establecimientos de producción sustentable —basados en Agricultura Biodinámica, Agroecología y sus variantes—, con una oferta posible de turismos de proximidad, compartimos esta iniciativa integradora en red que venimos difundiendo desde hace un tiempo, Agroturismo Sustentable: anfitriones y huéspedes de la naturaleza, la que articula con Se hace camino al andar: una ruta saludable en movimiento, un significativo aporte de la Red de Nodos de Consumo Agroecológico, un colectivo que articula diferentes iniciativas, agrupaciones y emprendimientos enfocados en promover y difundir modelos de producción Sustentable: un puente necesario entre Alimentación Saludable y Consumo Responsable, a través de múltiples estrategias de visibilización basadas en compartir conocimientos, técnicas y saberes de base agroecológica, orgánica y biodinámica, consolidando un modelo de intercambio que necesita de todos sus componentes.

 

Desde la Red Interregional de Nodos de consumo hemos mapeado de manera colectiva, las Rutas sanas del alimento. El objetivo es facilitar la tarea, que otras personas se sumen a los nodos, puedan encontrarse y también visualizar dónde están las ferias y emprendimientos que pueden proveer al barrio.

 

Ofrecemos estas noticias seleccionadas y puestas en contexto como continuidad de la tarea informativa que nos hemos propuesto, basada en nuestros Cuatro Pilares Fundamentales, según los cuales la comunicación integrada constituye una dimensión necesaria que nos permite articular con coherencia el decir y el hacer, con el propósito claro de producir alimentos vitales y nutritivos.

 

Los invitamos a compartir, participar, comprometerse y disfrutar de nuestra Experiencia Biodinámica completando nuestro Formulario de Contacto¡Gracias por elegir formar parte de la gran familia Janus!

 

 

 



EnglishFrançaisPortuguêsEspañol