JANUS | Voluntariado y pasantías
51576
post-template-default,single,single-post,postid-51576,single-format-gallery,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.7.1,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Voluntariado y pasantías

Voluntariado y pasantías

El anochecer en la chacra es el momento más esperado del día. Hoy, además, es luna llena.

 

Es el momento de prender el fuego en las estufas, de apagar el riego que continúa mojando lo viviente, de llevar las herramientas a sus lugares, de pensar y planificar la cena, de hablar de filosofía y leer en voz alta el libro «Curso sobre Agricultura Biológico Dinámica».

 

Matías y Lucas, dos de los pasantes que voluntariamente eligieron embarcarse en esta nave como curiosos,intrépidos y comprometidos pasajeros durante algunos meses, van acostumbrando su visión a la penumbra, luego de una jornada luminosa e intensa. Hoy se cosechó toda la huerta y se prepararon las bolsas para las familias sostén. Contactos furtivos con el mundo exterior estiran las comisuras de sus labios, alegrando sus rostros transiluminados por la mortecina luz de las grandes pantallas. Todo es real.

 

Las empanadas en el horno, alguien camina la huerta con linterna buscando los ingredientes de una ensalada: ajedrea, rúcula, cilantro, romero, lechuga morada, orégano, albahaca, tomatitos amarillos, alguna otra amarga; otros cocinan en ollas y amasan chapátis. La mesa larga y el mantel de hule ya están dispuestos para recibir las estentóreas risas, los agudos tintineos, el calorcito húmedo de la base de los platos. Mientras van llegando los comensales, el ambiente se tiñó con el humo de la estufa y el vapor de lo hirviente. Se brinda, se comparte, se festeja, como si nos conociéramos de toda la vida, así es, aunque en el tiempo que se mide parezcan pocos días.

 

Más tarde va llegando la noche, que guarda la inspiración terrenal en la respiración cósmica.

 

Mañana temprano todo empieza siempre nuevo, todo se repite pero no es lo mismo, cada día el sol es de un amarillo diferente. Los gallos se adelantan unas horas al otoñal ritmo de los cuerpos que van caminando entre los bordos, transplantando, desmalezando, sembrando, cosechando, fertilizando, carpiendo, conversando con las plantas, mirando el calendario agrícola biodinámico para prever qué habrá que hacer mañana.

 

Algunos atisbos, destellos de comunidad van tejiendo una trama cotidiana en la que las pasantías y el voluntariado resultan una propuesta coherente, una apuesta de Janus a imbricarse con su entorno para evolucionar en la sinergia de los intercambios.

 

En el mundo animal, los perros ladran y mueven alegres y juguetones sus colas buscando mimos. Simba, el gato vegetariano, roba un choclo o un morrón y se entretiene un rato largo masticando. A lo lejos se escuchan los graznidos de los gansos, fieles y sonoros vigilantes de su territorio, compartido con más de 30 gallinas y el gallo, que picotean sin cesar buscando su comida y transformando a la vez la constitución del suelo. Alrededor de las plantas de la huerta revolotean los insectos, escarban los bichos bolita y las vaquitas de san antonio contrastan su rojo a lunares con el verde clorofila, mientras las lombrices con su ondulante danza subterránea otorgan esponjosidad descompactando la tierra.

 

La chacra reverbera humanidad en los familiares encuentros que colorean con un dinamismo energizante las relaciones interpersonales y grupales. Se trabaja codo a codo, aprendemos unos de otros y del complejo equilibrio con el entorno, disfrutamos como niños de los pequeños detalles cotidianos cuya finalidad última —si tal cosa existiera— es la satisfacción de las Familias Sostén, con el compromiso de proveerles el mejor y más sano alimento que podamos producir.

 

JANUS Proyecto Rural Integrador continúa apostando a desarrollar su modelo agrícola con marcada impronta local, dispuesto a incorporar los valiosos aportes regionales y globales que deseen compartir todas aquellas personas —de cualquier lugar del mundo— que estén dispuestas a experimentar las pasantías y el voluntariado, acompañándonos en esta residencia productiva.

 

Desde este año 2017, JANUS Proyecto Rural Integrador se ha convertido en socio pleno de la Asociación para la Agricultura Biodinámica de Argentina. Desde entonces somos reconocidos por la AABDA para realizar pasantías de capacitación en agricultura biodinámica, junto a otras 12 granjas en Argentina.

 



EnglishFrançaisPortuguêsEspañol